País Invitado de Honor:
República de Corea

A pesar de que las películas de Hollywood aún dominan las taquillas del mundo, las películas coreanas son tan populares como sus homólogas estadounidenses en teatros locales. Solo en 2014, las películas coreanas llevaron a las salas un total combinado de 107.7 millones de espectadores en taquillas en todo el país que representan el 50.1% del total de espectadores de películas. Las películas coreanas han representado más del 50% de la participación total en el mercado de películas durante los últimos cuatro años y han atraído a más de 100 millones de espectadores al año durante los últimos tres años, en particular, la película “The Admiral: Roaring Currents” (2014), “La batalla naval de Myeongnyang, liderada por el Almirante Yi Sun-sin”, atrajo a 17,61 millones de espectadores durante su estadía en la taquilla, lo que supuso un récord histórico en la industria del cine comercial coreano.

Las películas de producción local de otros géneros también han experimentado un gran éxito en los últimos años. Uno de esos ejemplos es el documental “Mi amor, No cruces ese río” (2014), la historia de una pareja de ancianos que pasó 76 años juntos; la película atrajo a 4,8 millones de espectadores y logró un éxito sin precedentes en la taquilla coreana entre películas indie de bajo presupuesto y películas de arte.

Junto con su mayor éxito a nivel nacional, la industria cinematográfica coreana también ha aumentado su exportación de películas a países extranjeros. En el corazón de la industria exportadora está el impulso continuo de Hallyu (la Ola Coreana) impulsada por la popularidad de los mejores actores y actrices coreanos de la industria. La industria cinematográfica coreana también ha estado expandiendo su participación en el mercado al utilizar su conocimiento de producción para participar en empresas cinematográficas con otros países asiáticos, como China y Vietnam.

Las películas coreanas y la industria cinematográfica coreana en su conjunto han experimentado muchos años de éxito. Las películas coreanas de alto calibre que se ven hoy son en gran medida el resultado de la pasión de los cineastas coreanos y su capacidad para igualar las habilidades de producción de otras naciones avanzadas, así como el apoyo incondicional de los coreanos a la pasión y la capacidad de los cineastas.

Fuente: K-Movie, The World’s Spotlight on Korean Film publicado por KOCIS.

Empieza a escribir y pulse Intro para buscar